ASISTNECIA DOMICILIARIA

ASISTENCIA DOMICILIARIA

La asistencia domiciliaria para personas mayores y dependientes es una necesidad de la que requieren muchas familias. El objetivo es mejorar la calidad de vida de estas personas, sin que se vean obligadas a abandonar su hogar para recibir el cuidado y atención que necesitan.

Normalmente este tipo de servicios se presta a personas mayores, pero el concepto de atención domiciliaria es mucho más amplio. Estos servicios también están dirigidos a personas que, sin tener una edad avanzada, han visto mermadas sus capacidades intelectuales o de movilidad y han dejado de ser 100% autónomas. Y que gracias a la alternativa de los cuidados en el hogar es posible prolongar su estancia en un entorno que ya conocen y en el que sin duda se sentirán mucho más cómodos que en cualquier otro lugar,n o obstante, quienes eligen esta opción para sus familiares mayores deben de tener en cuenta que el éxito de la asistencia domiciliaria a personas dependientes implica la elección de profesionales adecuados.

Libertad e independencia
Debemos tener en cuenta que las personas mayores han tenido una vida en la que han sido totalmente independientes e incluso nos pueden haber criado a nosotros mismos. Por esta razón, el hecho de verse limitados en las cosas que pueden hacer, les puede afectar a nivel psicológico, por lo que es muy importante dotarles de ayudas y herramientas que les permitan vivir con la mayor independencia y autonomía posible.

Vinculo con el cuidador
Al contar con una persona (o dos si es el caso) en exclusiva para la atención de la persona, recibe un mayor cuidado, atención y cariño del que recibiría si estuviese en otro entorno en el que una sola persona debe atender a muchas personas diferentes. Además, con el paso del tiempo se crea un vínculo entre la persona y el cuidador, desarrollando una nueva amistad y una confianza que solo con el trato constante y cercano se puede conseguir.

Contacto con la familia
Algo muy importante que permite el cuidado a domicilio, es que permite a la persona seguir cerca de su familia. Esta cercanía y facilidad de seguir viéndolos es muy reconfortante para estas personas que siguen sintiéndose parte de la familia.
Al tener a la persona mayor en el domicilio podemos tener un mayor control sobre su bienestar, felicidad y seguridad. No se trata simplemente de control, sino sobre todo de la tranquilidad que da a todos saber que nuestros seres queridos siguen donde siempre, cerca de nosotros.

En SerNet ofrecemos asistencia domiciliaria a personas mayores, asistencia domiciliaria a personas dependientes y asistencia domiciliaria para cuidados paliativos.

Más allá de las ventajas que hemos comentado anteriormente, contar con asistencia a domicilio puede ser de gran ayuda tanto para la persona que lo necesita, como para el resto de la familia, ayudando en diferentes tareas como:

  • Acompañamiento y escucha
  • Hacer la compra
  • Ayudar en el aseo e higiene de la persona
  • Acompañamiento fuera del hogar
  • Tareas domésticas
  • Seguimiento de la medicación
  • Preparación de comidas
  • Cuidados especiales
  • Movilizaciones